El verano es una temporada alta de trabajo para el freelancer. Es por eso que tienen que pensar estrategias que les permitan hacer pequeños cortes o escapadas sin perder la conexión con los plazos de entrega ni con los clientes de todo el año. Al respecto, Sebastián Siseles, Director Internacional de Freelancer.com recomienda no medir los ingresos en términos mensuales sino plantearse un objetivo anual y, una vez que se alcanza, ahí si planificar el descanso sin culpas ni preocupaciones.