La rutina laboral cambió para muchos argentinos con la suba de los pasajes de tren, subte y colectivo. El viaje cotidiano al trabajo es un ítem que creció en el presupuesto mensual y muchos le hacen frente optando por desplazarse en bicicleta o caminando.

Según un estudio realizado por Adecco Argentina, filial de la empresa líder en el mundo en consultoría integral en Recursos Humanos, entre 1200 casos, dos de cada 10 argentinos cambiaron la forma de viajar al trabajo por los aumentos en el transporte público.

Además, que 6 de cada 10 utilizan el colectivo y que 3 de cada 10 destinan el 5% de su salario en viajar hacia su trabajo. Al preguntarles a qué transporte decidieron cambiar por el aumento, el 27% elige caminar y el 24% la bicicleta, por lo tanto, más de la mitad optó por opciones que no tienen ningún costo.

En líneas generales, teniendo en cuenta que muchos argentinos utilizan más de un medio de transporte para viajar, casi 6 de cada 10 argentinos se inclinan por el colectivo. El 30% va en auto, el 19% elige el subte, el 15% va caminando, el 8% opta por ir en bicicleta y otro 8% en moto, el 4% va en auto y el 3% elige combi.

Peso del boleto en la billetera

Sobre el porcentaje de sueldo que destinan los argentinos para los viáticos, el relevamiento indica que el 31% gasta aproximadamente el 5% de su salario, mientras que un 24% gasta el 10%, seguido por el 18% que gasta el 20% y un 11% que gasta el 25% o más.

Algunas empresas brindan beneficios con respecto al transporte. Al preguntarles sobre este tema, el 14% de los encuestados sostuvo que cuentan con estacionamiento para su vehículo, un 9% tiene bonos adicionales por viáticos y sólo al 3% les brindan servicio de combi o micro.

La cercanía y el tiempo que se tarda en llegar al trabajo es muy importante a la hora de decidirse por cambiar de empleo. En base a este dato, el 31% de los encuestados tarda de 30 a 45 minutos, el 22% de 10 a 15 minutos, el 20% entre 1 hora y 1 hora y media, el 19% de 15 a 20 minutos y sólo el 8% más de 1 hora y media.

En cuanto a la forma de entretenerse durante el viaje, más de la mitad escucha música 51%, un 29% utiliza el celular, ya sea para mirar videos, jugar o actualizar las redes sociales. Además, un 15% lee, un 12% elige dormir y sólo el 8% estudia.

Por último, sobre la posibilidad de efectuar cambios en el transporte público el 63% mejoraría su frecuencia, el 53% la relación entre el costo y la calidad del servicio, el 28% la comodidad de las unidades.