Con la Copa de Rusia a la vuelta de la esquina, las ansias de fútbol crecen día a día. Para ir entrando en clima mundialista, Booking.com, el líder global en conectar viajeros con una amplia variedad de alojamientos, hizo una lista de hoteles temáticos de fútbol, todos inspirados en equipos e incluso una selección y su legado.

El Amari Buriram United, en la ciudad de Buriram en Tailandia, es el único 4 estrellas para amantes de la redonda. Las habitaciones están decoradas con artículos y fotos de uno de los equipos más importantes que juegan en el estadio Chang Arena, muy cerca del alojamiento. El hotel tiene una pileta exterior, restaurante y wifi gratis.

Portugal, país destacado en esta disciplina, no podía faltar en la lista. No hay duda del enorme legado luso en el fútbol, fútbol de playa o futsal. A SeleçÒo Sport Hotel, en Setúbal, rinde tributo con los nombres de sus habitaciones a los jugadores portugueses más importantes, como Eusébio, Deco, Madjer, Ricardinho, Figo y desde luego Cristiano Ronaldo. Por algo su nombre contiene la palabra "selección". Los huéspedes pueden ir a dos canchas de tenis que hay cerca y al Parque de Santiago. En Lisboa, en tanto, de la alianza entre Cristiano Ronaldo y la cadena Pestana Hotels nació el Pestana CR7, un 4 estrellas ubicado en un edificio tradicional renovado, cercano al centro de la ciudad y a muchos puntos de interés.

Enfrente del estadio de uno de los equipos más famosos de Mánchester, en el Reino Unido, los fanáticos del fútbol pueden encontrar el Hotel Football Old Trafford, dirigido por dos de los jugadores más importantes de la historia del fútbol inglés: Ryan Giggs y Gary Neville. El alojamiento está completamente decorado con referencias futbolísticas, tiene televisores de plasma de 40 pulgadas con canales de deportes, wifi gratis y una cancha de fútbol 5 en la terraza.

No podía faltar la referencia local. Dedicado a uno de los equipos más grandes de Latinoamérica, el Hotel Boca Juniors en Buenos Aires es el primer hotel temático de fútbol de Argentina y está en San Telmo. Para amantes de la azul y oro, colores que se repiten a cada paso.

Para no renunciar al espíritu futbolero ni dormido.