El brote de coronavirus trajo semanas de ansiedad y cuarentena en China. Los centros culturales que normalmente atraen grandes multitudes cerraron sus puertas y cancelaron eventos.

Pero la prohibición del país de las reuniones públicas no ha cerrado por completo el panorama cultural de China. Según un artículo publicado en Smithsonianmag, la actividad se desplazó al mundo virtual. Desde exposiciones de museos hasta conciertos en vivo, la escena artística está conectando comunidades en la esfera digital.

En enero, el gobierno chino emitió una carta dirigiendo a los museos a "enriquecer la vida espiritual y cultural de la gente durante la epidemia [con] exposiciones en la nube". En ese momento, se habían pospuesto dos aperturas de museos en China, y Hong Kong había cerrado todas las instituciones públicas.

Ahora, sitios como el Museo de las Tres Gargantas de China de Chongqing, el Museo de Historia Natural de Chongqing y el Museo Nacional de Beijing optaron por aumentar sus ofertas digitales. Algunas entidades, como el Museo del Palacio de la Ciudad Prohibida, sólo son accesibles desde China continental, según Maggie Hiufu Wong de CNN . Pero se puede acceder a alrededor de 100 exhibiciones online en el sitio web de la Administración Nacional del Patrimonio Cultural de China .

Se había planeado una amplia gama de exhibiciones especiales para el 600 aniversario de la Ciudad Prohibida. Uno de ellos, enfocado en el Festival de Primavera, es accesible online en chino, al igual que un recorrido en 3-D por el complejo de la Ciudad Prohibida. Los guerreros de terracota del Museo del Sitio del Mausoleo del Emperador Qinshihuang en Xian y el Salón Conmemorativo de la Masacre de Nanjing se encuentran entre los otros museos disponibles para visitas virtuales.

Los conciertos en vivo, que fueron cancelados para reducir la propagación del virus, también se están moviendo online. A un legendario local de punk rock llamado VOX Livehouse se le ocurrió la idea de transmitir un concierto en vivo, informa Hyperallergic . La sala de conciertos está ubicada en Wuhan, que además de origen del coronavirus es posiblemente el centro de la cultura punk-rock china. El festival de VOX provocó una tendencia nacional de eventos similares. Musicos, sellos discográficos, locales y clubes organizan "festivales de música en el dormitorio" y noches de clubes en vivo.

"Es como ir a una sala de karaoke o estar en un pozo de mosh sin salir de su casa", dice el cantante He Fan de la banda de Beijing Birdstriking. Algunos artistas también han sido invitados a transmitir en vivo sus vidas mientras se quedan en casa durante el brote, como cocinar, hacer ejercicio, jugar juegos y muchas otras formas divertidas de matar el tiempo.