La firma Grant Thornton realizó un estudio sobre diversidad en el mundo del trabajo. Según indicó, en 2017, alcanzamos un hito histórico: uno de cada cuatro puestos gerenciales de alto rango ahora son ocupados por mujeres. Sin embargo, con sólo el 25%, la paridad entre hombres y mujeres a nivel ejecutivo aún está muy lejos. En la última década, se vio una mejora de un 1% en la proporción de altos cargos ocupados por mujeres. "Es preocupante que sólo el 38% de las empresas consideren que la diversidad de género es importante, y que sólo el 14% piensen tomar medidas al respecto", indican en el informe.