El volunturismo ya mueve muchos millones de personas en todo el mundo y crece incontenible. Es una tendencia que se está posicionando con más fuerza entre los viajeros que buscan darle un poco más de sentido a esos días sin actividad laboral y se suman a una forma de turismo con impacto social.

Trabajar en un hospital, cuidar niños en un orfanato, construir casas o escuelas son algunas de la misiones que suelen realizarse. Booking.com, plataforma líder que conecta a los viajeros con la oferta más amplia de alojamientos, realizó una investigación* con el objetivo de analizar el comportamiento de los viajeros de Argentina, Brasil, Colombia y México, cuando se trata de viajar para hacer el bien.

El sondeo reveló que casi la mitad de los argentinos (48 por ciento) dicen que están dispuestos a utilizar entre el 30 por ciento y el 50 por ciento de su tiempo de vacaciones para dedicarse al volunturismo, es decir, cuando los turistas realizan alguna actividad no remunerada de bienestar social y/o ambiental en el destino que visitan.

Existen diversas razones que motivan a los viajeros latinoamericanos a hacer turismo voluntario, la satisfacción personal (69 por ciento) y el poder ayudar a otros (58 por ciento) son las principales en todos los encuestados. Otro de los motivos más mencionados es conocer profundamente el destino visitado: 50% de los argentinos señalan este punto.

Curiosamente, una razón que gana lugar es el peso que puede llegar a tener este tipo de experiencia en los curriculums profesionales, un hecho importante para el 30 por ciento de los brasileños y el 21 por ciento de los colombianos; mientras que los argentinos (12 por ciento) no le dan mucha importancia.

Concepto poco conocido

La encuesta también señaló que el término "volunturismo" aún es desconocido para la mayoría de los latinoamericanos, incluidos los argentinos. Sólo el 12 por ciento de los viajeros argentinos sabe lo que significa, mientras que el 88 por ciento nunca ha oído hablar de él.

El concepto recibió, sin embargo, algunas críticas internacionales que apuntan que muchas veces es un negocio: en lugar de pagar a locales, las agencias especializadas que ofrecen este tipo de turismo cobran a los visitantes. Así, dicen los detractores, sus resultados son dudosos y los locales se pierden opciones de trabajo. Además, definía Martín Caparrós en una nota en el diario El País, "el volunturismo consagra la misma idea de las relaciones entre ricos y pobres: beneficencia, dádivas. Los ricos no plantean ningún cambio; van a trabajar unos días ùa ser distintos unos días para mejorar un poco la vida pobre de los pobres, que seguirán siéndolo".

De todas formas, el interés local en esta propuesta solidaria aumenta considerablemente cuando el encuestado se familiariza con el concepto: casi 7 de cada 10 argentinos (66 por ciento) estarían dispuestos a realizar alguna actividad no remunerada en el destino que visitan durante sus vacaciones.

Ver más productos

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos