The Disaster Artist puede verse como una burla fácil. Es la historia real del tipo que dirigió, escribió, produjo y protagonizó la peor película de la historia (dicen), The Room, ayudado por amigos. Pero si tenemos en cuenta que The Disaster... es una película que dirigió, escribió, produjo y protagonizó James Franco ayudado por amigos, y que hace que sus criaturas sean tan patéticas como tiernas, el asunto supera la pura burla para transformarse en una reflexión cómica sobre la amistad y los sueños. Hay algo más: Tommy Wiseau, el personaje "real", es tal cual lo representa Franco. ¿Es la elección del tema, entonces, una muestra de cinismo? Para nada: basta ver el cariño con el que Franco reproduce algunos momentos de The Room para ver que en realidad cree en eso de ser artista incluso a pesar de las propias limitaciones. Un filme con gracia, en el más amplio sentido de la palabra.