Espacio de exhibición privilegiado, las vidrieras son imanes de miradas en el espacio urbano. Asociadas habitualmente a propuestas de intercambio comercial, se prestan también a veces a la exploración artística.

Por estos días, pueden verse en Buenos Aires un par de ciclos con propuestas performáticas que tienen lugar en escaparates. Intervenciones urbanas que tienen antecedentes locales como La Marea, de Mariano Pensotti en el Pasaje de la Piedad, o la más reciente y fílmica Neo Muralismo, de Mariano Llinás, entre otros, siempre saben llamar la atención.

80% Off se presenta, ante todo, como un experimento. Se trata de una instalación performática duracional que se pone en movimiento los días martes de este mes, en la flamante sala vidriera del Camarín de las Musas. Sin necesidad de reservar, propone que el espectador pase y vea lo que quiera, el tiempo que quiera. Una performance sucede a otra durante 4 horas cada día. La entrada y la salida de los artistas, la limpieza del espacio y el armado de la puesta también son parte de la intervención. Al mismo tiempo, una cámara capta y comparte en vivo en las redes extractos de las imágenes que se produzcan.

Ensaya también con nuevas variantes de retribución monetaria. “La búsqueda se dirige hacia una mirada que, convocada por el impacto visual, se detenga y se pose tanto en el espacio físico, la vereda, como en el espacio virtual, las redes. También es un experimento el sistema de cobro del trabajo realizado. Primero se ve, y se ve todo lo que se desee. Luego, queda librado a cada espectadxr, el valor que le da y su traducción en dinero aportado”, explican desde la organización.

Los trabajos duran entre media hora y una hora, y muchos de ellos tienen impronta conceptual. Verónica Dragui, Aymará Abramovich y Pedro Antony, Francisco Lachavanne, Patricio Ruiz y el trío Noelia Prieto, Carolina Molini y Cecilia Czornogas llevan adelante las propuestas.

Mañana debuta también el ciclo de performance dirigido y curado por Inés Efrón. Durante dos meses la vidriera del local ubicado en el barrio de Almagro en la calle Honduras 3714 será intervenida por 20 artistas de diferentes disciplinas para crear sus propias escenas. La inauguración estará a cargo del artista plástico David Nahon con “Por ahora todo se parece un poco”. La primera semana poblarán el espacio Inés Efrón, la actriz Sofía Brihet, la artista visual María Sábato y el actor Jannik Mioducki. El cineasta Alexis Dos Santos, el dramaturgo Ariel Farace, la actriz Denise Groesman, el director Mariano Pensotti, el actor Martin Piroyansky y el politólogo Hernán Borisonik son algunos de los que participan.

“Las vidrieras son el horizonte de las ciudades, es un lugar a donde se puede contemplar eso que está ahí expuesto, y en un proceso casi involuntario, eso que está del otro lado del vidrio se convierte en algo cautivante. De un instante a otro el estado de contemplación se convierte en deseo y necesidad. Esta vidriera va a hacer uso de todas esas miradas para poder mostrar algo que no se puede comprar, situaciones habitadas por personas reales. Situaciones teatrales o que documentan hechos reales”, reflexionan desde la organización. Para pasar y dejarse tentar por estas superficies vidriadas que imantan la mirada.

  • Para agendar
  1. Vidriera, de Inés Efrón. Del 7 de noviembre al 31 de diciembre en Honduras 3714. Entrada libre y gratuita. Hay funciones todos los días, en horarios variables. Mañana inauguración a las 20.30.
  2. 80% Off está los martes de noviembre, en la vidriera del Camarín de las Musas, Mario Bravo 960. De 18.30 a 22.30.