La Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (Acara) planteó que "el Estado debe aplicar medidas de impacto directo sobre el sector de los trabajadores privados, para cumplir un principio de equidad, con respecto a los trabajadores públicos".

El presidente de esa entidad, Ricardo Salomé, consideró que "lo justo sería hacerse cargo de los sueldos por estos tres próximos meses para los 6.000.000 de trabajadores del sector privado, ya que el aislamiento ha hecho que el ingreso sea cero para las empresas que los emplean".

En declaraciones que reseñó la agencia NA, el empresario aseveró: "Hoy debemos ser más keynesianos que nunca, hasta Trump lo está haciendo. Tenemos estructuras para 700.000 autos, somos los mayores empleadores del sector, y con suerte llegaremos a las 200.000 en este 2020 dramático", afirmó Salomé.

"Para que se cumpla la promesa del Presidente, de que no va a dejar caer ni una empresa, necesitamos imperiosamente soluciones adecuadas de implementación fácil y rápida para un problema excepcional", acotó el titular de Acara.