n El primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, recibió el alta del hospital londinense de St Thomas, donde pasó una semana internado y tres días en terapia intensiva, y agradeció al servicio nacional de salud (NHS, en inglés) que le haya "salvado la vida" .

Johnson seguirá su recuperación en Chequers, la residencia de campo de los primeros ministros británicos, anunció su oficina en Downing Street. Por recomendación médica, no retomará "de inmediato" las tareas de gobierno.

El canciller y primer secretario del Estado, Dominic Raab, seguirá al frente del Ejecutivo hasta que Johnson retorne al trabajo.