Las autoridades sanitarias de Brasil reportaron que en las últimas 24 horas 204 personas murieron como consecuencia del coronavirus, lo que lleva el total en el país a 1.736 víctimas fatales. Fue el segundo día consecutivo en el que la cifra de decesos superó los 200 y el primero en el que se registran muertes en los 27 estados del país.

La cantidad de casos positivos, en tanto, se ubicó en 28.320, lo que implica un incremento de 3.058 con respecto a la víspera. Con este balance, Brasil continúa tomando distancia como el país más afectado por el coronavirus en América Latina, tanto en transmisiones como en decesos.

El estado más afectado por el virus continúa siendo San Pablo, que registra 11.043 casos positivos y 778 muertes. Lo sigue Río de Janeiro, con

3.743 transmisiones y 265 decesos. El martes se confirmó que uno de los casos positivos erael gobernador de Río, Wilson Witzel.

La tensión política que atraviesa Brasil por el manejo de la crisis se vio exacerbada por crecientes rumores sobre la posibilidad de que el ministro de Salud, Luiz Henrique Mandetta, sea removido de su puesto como consecuencia de su postura opuesta a la del presidente, Jair Bolsonaro.