La cadena de la carne y el Gobierno empezaron a definir un protocolo para enfrentar casos de coronavirus en este sector, con el antecedente de los positivos en las plantas frigoríficas de Federal (Buenos Aires) y Friar (Santa Fe). En el primer caso, en la planta quilmeña se registró el primer fallecido de la industria frigorífica, un ayudante veterinario del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) y cuatro operarios confirmados con esta enfermedad; mientras que en Santa Fe se detectó un positivo en el médico de la planta, que fue aislado y no se presentaron más casos.

A través de una videoconferencia, el ministro de Agricultura Luis Basterra, junto al Senasa y los ministerios de Interior y Salud, mantuvo un primer encuentro con representantes de cámaras empresariales y gremios de este sector. Una fuente que participó del encuentro reconoció que "se trabajará en conjunto para evitar los problemas que se presentaron en Estados Unidos", en relación con el cierre de plantas frigoríficas en ese país. También agregó que si bien "la de la carne es la primera cadena con la que trabajarán, seguirán con la pesca y el resto de las actividades".

El presidente del Senasa, Carlos Paz, aseguró que el encuentro "fue muy positivo al acercar la visión de la industria y los trabajadores y los organismos estatales". En ese sentido, destacó que "seguramente tendremos un protocolo que permitirá seguir con la actividad y protegiendo a los trabajadores".