La mayoría son jóvenes entre 16 y 24 años, de la categoría CRU, que reciben días de descanso de acuerdo a las horas trabajadas y promedian un pago de $179 la hora.

Luis Ramón Hlebowicz , Secretario General de la Federación de Trabajadores Pasteleros, Servicios Rápidos, Confiteros, Heladeros, Pizzeros y Alfajoreros, informa que la entidad presentó una denuncia ante el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, quién convocó a varias audiencias vía Zoom, la aplicación de moda.

Tras varias reuniones realizadas a través de la web, finalmente en las últimas horas, llegaron a un acuerdo.

Un punto a favor de los trabajadores fue que la mayoría de las cadenas internacionales recibió un fuerte tirón de orejas de su casa matriz por el daño ocasionado a la imagen de las empresas que, justamente, tienen como público al mismo segmento de jóvenes al que perjudicaron.

Finalmente se acordó que "el mes de marzo las cadenas de comidas rápidas pagarán el 100% de lo que corresponde y en abril abonarán el 70% del salario bruto surgido de un promedio de los últimos seis meses", informan fuentes cercanas al acuerdo. Agregan que esta reducción en los bolsillos de los trabajadores se reflejará en un porcentaje menor al 30 por ciento. No fue fácil ponerse de acuerdo.

El listado de cadenas de comidas rápidas que tuvo que rever el pago y solicitó reducir los sueldos de abril está compuesto por McDonald’s, Burguer King, KFC, Wendy’s, Burguer 54, Mostaza y Starbucks, entre otras.

La denuncia original planteaba: "Las empresas del sector de comida rápidas, emparedados y afines, de manera unilateral, inconsulta y en violación de las normas de emergencia dictadas por el gobierno nacional (artículo 8 dec, 297/20) han liquidado y abonado los haberes correspondientes al mes de marzo del corriente año con drásticos e inexplicables recortes, sin respetar la integralidad y habitualidad de los citados ingresos, tal como señala el dispositivo legal citado".

La explicación de las cadenas de fast food, que reunidas en una cámara se pusieron de acuerdo para hacer esta reducción, es que "la cámara definió pagar el proporcional por 48 horas de trabajo mensual, acogiéndose al convenio colectivo de trabajo 329/00 en caso de fuerza mayor".

Sin embargo, ese argumento no pudo sostenerse ya que ese punto se refería en caso de incendio o situación similar, algo que no tenía nada que ver con el aislamiento social obligatorio. Incluso la reducción se realizó sin previo aviso y violando el decreto presidencial que amparaba a los trabajadores.

"Los jóvenes manejan un promedio de 160 horas mensuales, si esto es suma la quita del presentismo, la reducción es de un tercio del salario, pero en algunos casos llega al 50%", explicaron en ese momento, fuentes del sindicato que aclararon que "todos los trabajadores de estas cadenas no cobraron el presentismo".

Lo acordado solo contempla el mes de abril y queda pendiente lo que ocurrirá en mayo. Si llegara se extenderse la cuarentena las partes tendrán que volver a utilizar la teleconferencia para sumar otro capítulo a una negociación que tiene en vilo a 25.000 trabajadores.