Aunque muchos no se hayan dado cuenta, el coronavirus pone a prueba a empresas y profesionales. La empatía y el acompañamiento es clave en estas épocas. Los que comprendan que tener presencia hoy es fidelizar a futuro saldrán airosos de esta pandemia.

El mismo día que el presidente Alberto Fernández declaró la cuarentena, la cadena de gimnasios Megatlon -que tiene 33 sedes, ocho con la marca Fiter y diez corporativos- puso en marcha un programa de clases gratuitas on line. Su CEO, Fernando Storchi, contó a BAE Negocios: "Las clases son gratuitas. No tenés que ser socio. Damos 9 clases diarias y talleres como capacitación de RCP y de prevención de accidentes. Se dan por Instagram y están disponibles hasta 24 horas después del vivo. Tenemos 5000 entradas".

"Es un fenómeno increíble, es el aporte que podemos hacer en este momento a la sociedad para que pueda seguir manteniéndose en movimiento y con salud mental, física y emocional, no hay ninguna cuestión comercial. Los profesores dan las clases desde sus casas", dice Storchi. Las clases son de yoga, zumba, localizadas, baile, aerobox, entrenamiento funcional y todas las noches a las 23 hay una meditación guiada desde Traslasierra. Por estos días esta misma tendencia es replicada por una gran cantidad gimnasios y profesores.

Las churrerías el Topo hacen su aporte. Juan Navarro, pertenece a la segunda generación de esta cadena fundada hace 52 años, cuanta que desde twitter @churreriaeltopo ofrece toda clase de recetas. "Decidí cerrar todos los negocios para cuidar a mis empleados, no podía hacerlos trabajar y yo quedarme tranquilo en mi casa. Y para acompañar a los seguidores de la marca subí la receta de las bolas de fraile, de los chipá, rollos de canel y una tortilla a la española". La repercusión fue inmediata, lo que viene es la receta de una paella.

"Se que cuando termine esto, la gente seguirá comprando mis productos, por más que les comparta la receta", dice uno de los responsables de la marca que fabrica hasta churros salados rellenos con roquefort, con cheddar y gruyere.

Varios psicólogos ofrecen terapia on line gratuita para poder pasar la pandemia, una gran ayuda ante el rechazo de algunas prepagas que abandonaron a sus asociados y no aceptan terapias on line. En China, en sólo tres meses hubo picos de divorcios. Los problemas de convivencia se profundizan. En España, Martín Villanueva, cofundador de la plataforma de terapia online ifeel, ofrece ayuda gratuita.

"Hace unos días empezamos a recibir muchísimas llamadas de gente que estaba asustada, que tenía problemas, dudas o consultas y decidimos empezar a ofrecer terapia gratuita vía chat, videoconferencia o teléfono para intentar ayudar dentro de nuestras posibilidades".