La Federación de Sindicatos de Trabajadores de la Carne (Fesitcara), confirmó ayer que el trabajador fallecido del Servicio Nacional de Sanidad Animal y Calidad Agroalimentaria (Senasa) que prestaba servicios en el frigorífico quilmeño Federal SA dio positivo en la prueba de coronavirus. Desde el gremio confirmaron que, además de este caso, otros cuatro trabajadores de la planta dieron positivo y se esperan los resultados de otros dos hisopados. Tras permanecer sin trabajar por algunas horas, el establecimiento retomó la actividad, aunque a menor ritmo.

Según explicaron desde el sindicato encabezado por Gabriel Vallejos, "se trabaja a un 50%, con un animal gancho por medio". En un comunicado al que accedió este medio, reclamaron a las autoridades del frigorífico "el cumplimiento de manera urgente a las medidas preventivas de seguridad sanitaria".

Si bien se retomaron las tareas a media máquina, señalaron que la empresa no cumple con los recaudos sanitarios para garantizar la salud de los operarios de la planta. Así, advirtieron que "esta actitud empresarial irresponsable pone en riesgo no solo a la planta de trabajadores sino a la sociedad en su conjunto". Desde el sindicato adelantaron que en horas de la tarde mantendrán una reunión con autoridades de los ministerios de Trabajo y de Producción nacionales, de la provincia de Buenos Aires y del municipio de Quilmes.

Uno de puntos a tener en cuenta es si la aparición de futuros casos de Covid-19 en plantas frigoríficas podría generar algún problema de en la provisión de carne. Ante una consulta de BAE Negocios, el presidente de la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y Derivados (Ciccra), Miguel Schiariti, estimó que estos casos "no van a afectar al abastecimiento de carne" y explicó que los matarifes pueden derivar su faena hacia otros establecimientos.