El presidente Alberto Fernández mantuvo un contacto telefónico con el presidente electo de Uruguay, Luis Lacalle Pou, y "se disculpó por no poder asistir a su asunción" el próximo domingo.

Durante la conversación, coincidieron en la necesidad de "reactivar la agenda bilateral", por lo que "quedaron en que el Presidente va a ir pronto a Montevideo", señaló NA. Además, dialogaron sobre la "relación de amistad" de Alberto Fernández con "el abuelo y el padre" del presidente entrante de Uruguay.

Días atrás, el jefe de Estado afirmó que "lamentablemente" no podría asistir a la asunción de Lacalle Pou, y deseó "poder viajar en los próximos días a visitarlo y saludarlo". "Es el presidente electo de un país querido como Uruguay y quiero verlo, por supuesto", manifestó. El embajador argentino en Uruguay, Alberto Iribarne, afirmó que el jefe de Estado se reunirá con su par uruguayo, Luis Lacalle Pou, "uno o dos días después" de dar comienzo a las sesiones ordinarias del Congreso, el 1 de marzo.