La evaluación negativa del gobierno de Jair Bolsonaro aumentó en los últimos meses y supera el 40%, según una encuesta realizada por la Confederación Nacional de los Transportes (CNT) y divulgada por el instituto MDA.

Según este relevamiento, el 32,3% de brasileños considera que el gobierno de Bolsonaro es "pésimo" y el 11,1%, lo sitúa como "malo", por lo que un total de 43,4% de los encuestados evalúa de forma negativa la gestión.

Este porcentaje supera a los que consideran positivamente la gestión del gobierno (un 32% en total): para el 14,3% de brasileños es "óptimo" y para el 17,7% es "bueno".

La imagen negativa del gobierno ha ido creciendo conforme han ido pasando los meses, pero el porcentaje de quienes lo evalúan positivamente se mantiene más o menos estable.

La aprobación personal de la figura del presidente también es negativa: actualmente el 55,4% desaprueba la gestión de Bolsonaro, frente al 39,2% que la aprueba.