La actividad de la construcción se desplomó 22,1% en febrero y cumplió 18 meses consecutivos de recesión. Para colmo, la dinámica se agravó en marzo, por el impacto de la cuarentena aplicada ante el coronavirus.

Según el Indicador Sintético de la Actividad de la Construcción (ISAC) difundido por el Indec, el sector acumula en el año una caída del 17,8%. En febrero la actividad mejoró apenas 0,3% respecto de enero, y sumó dos meses seguidos de indicadores positivos, en esa comparación, pero la mayoría de los especialistas considera que esa pequeña recuperación mes a mes sufrió una interrupción abrupta en marzo.

El informe registra que la superficie autorizada por los permisos de edificación otorgados en los 60 municipios más importantes del país tuvo en febrero una baja del 18,7% con respecto al mismo mes del 2019. Con todo, la superficie autorizada acumulada durante el primer bimestre del año arrojó una caída de 6,4% con respecto al mismo período del año anterior.