El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires realizará testeos rápidos al personal de la salud, a los que trabajan en geriátricos y a las fuerzas de seguridad. "Hicimos una primera compra de 170.000 testeos y, si todo sale bien, están llegando los primeros 70.000 este fin de semana. La idea es testear a los que están en la primera línea de la trinchera", afirmó el vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli.

"Nación va a realizar testeos masivos poblacionales, que nos van a servir mucho; nosotros en la Ciudad vamos a testear al personal de salud, a los que están al frente de los geriátricos y a las fuerza de seguridad de acuerdo con los protocolos que define nuestro ministro de Salud, Fernán Quirós", agregó.

En una entrevista con Radio Rivadavia, el vicejefe de Gobierno explicó que se tienen que definir las formas "teniendo en cuenta que solo de personal de salud hay 20.000 personas".

El planteo de realizar testeos masivos se había agudizado en las últimas horas con la aparición de varios casos de contagio en geriátricos de la Ciudad. La defensora porteña Bárbara Bonelli había señalado más temprano que era un tema central "teniendo en cuenta que el 40% de los adultos mayores fallecidos en España estaban en geriátricos" y remarcó que están observando la situación en las villas del distrito.