Los mandatarios de nueve países europeos, entre ellos Francia, Italia y España, urgieron en una carta a realizar una emisión conjunta de deuda entre los miembros de la Unión Europea (UE) para enfrentar el impacto negativo del nuevo coronavirus.

"Necesitamos trabajar en un instrumento de deuda común emitida por una institución europea para obtener fondos en el mercado sobre la misma base y en beneficio de todos", aseguró la misiva enviada al presidente del Consejo Europeo, Charles Michel.

La carta, según señaló la AFP, llegó horas antes de una cumbre europea a distancia para abordar la respuesta al impacto humano y negativo del nuevo coronavirus, que ya mató a más de 12.000 personas en Europa y amenaza con arrastrarla a la recesión.

Los mandatarios de Francia, Italia, España, Irlanda, Luxemburgo, Bélgica, Portugal, Grecia y Eslovenia abogaron por crear estos "coronabonos", una idea que ya rechazaron naciones como Alemania y Países Bajos.

Este es un tradicional reclamo de los países del sur de Europa desde la crisis de la deuda que siguió al crash financiero de 2008, que se tradujo en altos niveles de desempleo y de deuda y déficit públicos.

Pero los países del Norte, que consideran a los del Sur como más laxos en disciplina fiscal, rechazan hablar de coronabonos, un "falso debate sobre motivos ideológicos", en palabras del ministro de Finanzas alemán, Peter Altmaier.

El presidente del Eurogrupo, Mário Centeno, aseguró tras un debate de los 27 ministros de Finanzas europeos, que confirmaron sus diferencias, que "no se descartó ninguna solución" para contener el impacto económico de la pandemia.

El comisario europeo de Economía, Paolo Gentiloni, precisó que los coronabonos están "sobre la mesa" de las discusiones. "Pero ahí es donde se quedarán", ironizó un diplomático europeo.