El Ministerio de Economía convocó ayer a un canje voluntario de doce series de Letras del Tesoro (Letes) en dólares que habían sido re-reperfiladas y del bono Dual AF20 por tres bonos en pesos ajustados por inflación con vencimientos en 2022, 2023 y 2024. Con esta operación, que se realizará el jueves de 10 a 15, el Gobierno confía en atraer a inversores locales, con los que ya tuvo intercambios positivos al respecto, aunque no espera una adhesión masiva.

Se trata de la primera apuesta oficial por despejar y pesificar el horizonte de Letes en dólares, un instrumento que había sido defaulteado por el Gobierno de Mauricio Macri y que, a poco de asumir, el Ejecutivo actual postergó sus pagos hasta el 31 de agosto. En este instrumento hay un remanente de vencimientos por USD8.600 millones, del cual más del 55% está en manos de organismos públicos, según confirmaron a BAE Negocios en el Palacio de Hacienda.

En el caso del AF20, un bono en pesos atado al dólar, también reperfilado, el remanente equivale a unos USD250 millones.

Una alta fuente de la Secretaría de Finanzas le explicó a este diario que la intención no es hacer "una mera operación de rolleo intrasector público" sino que apuntan "a inversores locales, fundamentalmente". "Hay inversores minoristas que todavía tienen parte de estos títulos, fondos comunes, cajas previsionales, mutuales, empresas y también institucionales", detalló. Entre Letes y AF20, los privados poseen algo más de USD4.000 millones.

Los acreedores podrán canjear sus tenencias en Letes o AF20 por un menú cerrado de tres bonos en pesos a dos, tres y cuatro años: el 20% de lo suscrito se convertirá en el Boncer 22, otro 20% irá al Boncer 23 y el 60% al Boncer 24, que se ajustan por inflación y pagan un plus de 1,2%, 1,4% y 1,5%, respectivamente. "Son instrumentos que están performing y pagan cupones semestrales. Los que ingresen al canje recibirán su primer pago de intereses en septiembre", remarcó la misma fuente.

En Economía destacan que, en el marco de los decretos 141 y 193, la conversión de estos instrumentos puede realizarse a valor técnico, lo que genera mejores términos de canje. Además, esto permite canjear con un dólar a $66, en línea con la cotización mayorista aunque lejos de los $112 del contado con liqui. Más allá de eso, en el mercado calcularon importantes ganancias para quienes decidan soltar sus instrumentos en moneda extranjera con paridades en torno al 50% y pasar a moneda local con paridades en torno al 75% y una curva cercana a la normalización. Buenos Aires Valores estimó que quienes ingresen con Letes recibirán una mejora de entre el 11,6% y el 21,4% según la especie, y del 10,3% para quienes suscriban con AF20.

"Creemos que habrá acompañamiento. Hubo una ronda de charlas con distintos actores que generó expectativas. Hay actores del mercado local que tienen un instrumento que hoy no les rinde intereses y que moverse a una curva con dinamismo les puede ser atractivo. No estamos esperando una adhesión masiva; vamos a estar satisfechos con que al menos una parte nos acompañe", señaló la fuente.

En Finanzas decidieron avanzar en mayo ya que es un mes con menores compromisos en pesos, en el que prevén refinanciar los vencimientos sin problemas. Mañana habrá, además, una licitación de instrumentos de menor plazo.

La conversión se realizará el día previo a que venza la oferta oficial de reestructuración de la deuda en dólares bajo legislación extranjera y en medio de la pulseada entre el Gobierno y los grandes fondos del exterior, lo que podría sumar algo de ruido extra a la operación.