Con el aval de los mandatario provinciales, el Gobierno nacional evalúa extender el aislamiento social, preventivo y obligatorio más allá del 26 de abril -día en que vence la fecha establecida por el presidente Alberto Fernández-, pero con "características distintas".

"Los gobernadores están de acuerdo en mantener la cuarentena" más allá del próximo domingo, dijo ayer el ministro del Interior, Eduardo "Wado" de Pedro, quién precisó que Fernández se encuentra en "permanente consulta" con cada uno de los mandatarios provinciales para ir determinando los pasos a seguir frente a la pandemia.

Las declaraciones De Pedro fueron vertidas durante una recorrida por la terminal de Retiro realizada junto con el ministro de Transporte, Mario Meoni, con la intención de inspeccionar las cámaras térmicas que permitirán monitorear la temperatura de los pasajeros.

"El concepto ‘cuarentena’ sigue: los cuidados, las medidas, el distanciamiento, la protección a nuestros adultos mayores, que son las personas que más tenemos que proteger, ese concepto sigue. Lo que vamos a hacer es ir definiendo día a día qué actividades van a ir comenzando a reactivarse", precisó el funcionario.

En esa misma dirección se expresó el ministro de Salud, Ginés González García, quien tras volver a modificar la fecha del pico de coronavirus al que ahora sitúa en "en junio", sentenció que el aislamiento "va a seguir, pero habrá aperturas en distintos lugares. Será una cuarentena con características distintas", afirmó.

Respecto de la reactivación de algunas ramas de la economía, con las debidas recomendaciones sanitarias y protocolos, el ministro de Salud consideró que "es un paso a paso y va a ser distinto según los lugares del país".

"Llevamos 18 días sin presentar infectados, lo que nos reafirma el concepto de no circulación local del virus. Por eso hemos hecho un plan de control muy fuerte en las fronteras", indicó en declaraciones radiales el gobernador Gerardo Morales, quién agregó que los test permitirán demostrar que la provincia "no tiene circulación local".

El mandatario provincial explicó además que "la mitad de la población" circulará "tres días" y la otra mitad "otros tres días, lo que será controlado a través del DNI, según si es numero par o impar", mientras que la actividad física será "para trotar de a no más de dos personas a distancia de un metro y medio".

Por su parte, el vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli, confirmó que analizan "una batería de medidas" para elevar al Ejecutivo, entre cuyas excepciones figuran "la reanudación de ciertas obras de construcción, explicando bien cómo, cuándo y dónde" se podrían reactivar las actividades.

Santilli dijo que otra excepción podría incluir la gastronomía; el "poder retirar alimentos, en lo que se conoce como ‘take away’, ya que hoy ese sector está funcionando solo bajo la modalidad de delivery".

En tanto que la ministra de Gobierno bonaerense, Teresa García, afirmó que "todos los intendentes" que se reunieron ayer con el gobernador Axel Kicillof le pidieron "no reabrir la cuarentena", al tiempo que anticipó que ya tienen listo "un nuevo protocolo que fijará las condiciones" en función del "desarrollo de actividades esenciales".