n En plena cuarentena, organizaciones feministas argentinas llamaron a "hacer mucho ruido" y volver a mostrar los pañuelos verdes en las puertas de las casas y balcones. Un "ruidazo" que protestó contra los femicidios, (doce registrados desde el inició del aislamiento obligatorio) y también contra la violencia de género, que recrudece con el encierro: el propio hogar puede ser el lugar más peligroso para una mujer que convive con su agresor.

El Observatorio de Femicidios Adriana Marisel Zambrano, de la Asociación Civil La Casa del Encuentro, contabilizó doce femicidios del 20 de marzo al 2 de abril. Cinco de esas mujeres fueron asesinadas en sus domicilios, tres en las casas de sus femicidas, dos en la calle, una fue encontrada en un descampado, otra en un acantilado. En todos los casos, el detenido o señalado culpable tenía un vínculo estrecho con la víctima: parejas, ex parejas, hijos o padres.

"Sepan que no están solas", indicó Ada Rico, directora de la entidad feminista en un comunicado y recomendó: "Si pueden, utilicen la tecnología para estar contactadas con su entorno. Tomen por costumbre comunicarse con alguien de su confianza que conozca la situación. Esa es la persona que podrá acudir en forma directa".

En un contexto de aislamiento forzoso los recursos y posibilidades de acción se dificultan, pero las alertas llegan. El Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad indicó que durante los días de cuarentena de marzo, la cantidad de llamados a la línea 144 para pedir ayuda ante situaciones de violencia aumentó un 39% y en la provincia de Buenos Aires el incremento fue del 60 por ciento.

Si bien la cartera que dirige Elizabeth Gómez Alcorta no participa del comité de crisis que reunió el gobierno de Alberto Fernández para delinear políticas públicas que aminoren el impacto de la cuarentena, el MMGD lanzó varias medidas específicas, algunas interministeriales, ante el agravamiento de los casos de violencia.

La línea 144 fue declarada de primera necesidad para reforzar la atención a víctimas y, además, se habilitó una línea de WhatsApp especial. "La gran mayoría de casos corresponde a la modalidad de violencia doméstica", indicó el área. En caso de requerir asistencia o realizar una denuncia, las mujeres están exceptuadas del aislamiento por causa de fuerza mayor.