En verdulerías de Capítal Federal y el área metropolitana las remarcaciones de precios en frutas y verduras alcanzaron niveles muy superiores a los valores de compra mayoristas del Mercado Central. Según relevó este diario, la lechuga alcanzó ayer precios de hasta $500 por kilo, durazno $230 y zanahoria $150, entre los más relevantes. Este mercado reabrió sus puertas ayer después de tres días sin operatorias, con aumentos de precios mayoristas en rubros como naranjas (18,7%), cebolla, tomate y zanahoria (13%) y lechuga (8,6%). El caso más llamativo es el valor durazno, que en ese mismo periodo y de acuerdo a estadísticas del Mercado Central cayó en un 5,5%. Según fuentes del sector, el problema con este fuerte incremento de precios empieza en las verdulerías, que ante las dudas de la población sobre el abastecimiento, remarcan sin ningún tipo de control. En un comunicado, las autoridades del mercado aseguraron que no habrá problemas con la provisión y las condiciones sanitarias en ese espacio. Pero desde una entidad de trabajadores del Mercado Central manifestaron su preocupación ante la "inacción de parte de las autoridades" y solicitaron "una estrategia para reducir los riesgos de contagios".