Unos 19 sindicatos de la industria del entretenimiento solicitaron al Congreso de EE.UU. exenciones fiscales para hacer frente al parate en la actividad provocado por la pandemia de coronavirus.

En una carta enviada al Parlamento, los gremios advirtieron que "no representan a celebridades de alfombra roja" sino a anónimos "trabajadores de clase media, que están delante y detrás de la cámara, dentro y fuera del escenario, y son el alma de nuestra industria". "A diferencia de otros trabajadores, los empleados de la industria del entretenimiento pueden invertir, en promedio, entre 20% y 30 % de sus ingresos en gastos relacionados con la industria, como agentes, gerentes, etcétera. Se pagan directamente de su propio bolsillo", dice la carta.

Por ese motivo, el reclamo fue en defensa de una ley de paridad fiscal que permita a los empleados recibir deducciones por gastos derivados de su actividad económica, como viajes o cuotas de representación. La exención existió hasta 2017 y fue eliminada por la administración Trump.