El tenor italiano Andrea Bocelli ofreció el domingo un concierto por Pascua en el Duomo de Milán, donde se presentó en solitario en medio de la cuarentena obligatoria por el coronavirus y manifestó su fe "en la fuerza de rezar juntos".

Según informó DPA, el recital que fue trasmitido en directo en el canal de YouTube del artista apunta a lanzar un "mensaje de esperanza para Italia y para el mundo entero". "En un día en que celebramos la confianza en una vida que triunfa, me siento orgulloso y feliz por aceptar la invitación de la ciudad y del Duomo de Milán", indicó el artista, quien cantó sin público, en cumplimiento con las regulaciones del gobierno a causa de la pandemia.

Bocelli se presentó acompañado únicamente por el organista de la catedral -que actualmente se encuentra cerrada y que abrió sus puertas especialmente para la ocasión- Emanuele Vianelli, quien tocó uno de los órganos de tubos más grandes del mundo.

"Creo en la fuerza de rezar juntos. Creo en la Pascua cristiana, símbolo universal de renacimiento que todos, creyentes o no, realmente necesitan en este momento. Gracias a la música, transmitida en vivo, y reuniendo a millones de manos en todo el mundo, abrazaremos el corazón palpitante de esta Tierra herida, una maravillosa unión internacional que es un motivo de orgullo para el pueblo italiano", apuntó el tenor.