n "La experiencia es linda porque te llegan los materiales y no sólo tenés que mirar sino también hacer algo, eso ya es diferente", comentó Fernando Fonteina, desde una agencia de Marketing, que contrató en la Malbequería una cata virtual para una empresa cliente, en las últimas semanas. Agregó que gustó mucho que la charla no era muy técnica sino de sentidos y sabores.