Con la presión ejercida por sectores de la producción sobre gobernadores e intendentes para que exceptúen nuevas actividades al aislamiento obligatorio, el presidente Alberto Fernández comenzará esta semana una nueva ronda de consultas con especialistas sanitarios para finalmente definir con los mandatarios provinciales como proseguir con la cuarentena administrada después del próximo domingo.

El ministro de Producción, Matías Kulfas, señaló ayer que a lo largo del mes en curso la cuarentena se flexibilizará y serán varias las actividades que volverán a funcionar, aunque buscó no dar precisiones sobre cuándo se producirá la normalización de "la actividad económica".

El funcionario señaló que "la actividad económica comienza a tomar de a poco otro color" y afirmó que se viene analizando cuáles serán las "plantas del sector industrial que pueden volver a funcionar" y destacó además, que se evaluarán medidas para ver de que manera se pueden trasladar los trabajadores a las fábricas; en ese sentido puntualizó que "el gran tema a evitar es la aglomeración en el transporte público".

También el titular de la cartera de Salud, Ginés González García, advirtió el sábado en el marco de una visita realizada a Córdoba con la intención de hacer entrega de insumos médicos, que "la cuarentena va a seguir después del 10 de mayo", aunque de diferentes maneras en base a la situación geográfica del país.

"No es lo mismo una provincia que no tiene casos a una que tiene circulación comunitaria", precisó González García, quien agregó que no son iguales "las medidas que debemos tener en los cuidados en cada uno de esos lugares".

Si bien los especialistas situaron a las dos últimas semanas de mayo como el periodo en que se podría producir el mayor pico de contagios por coronavirus en la población, lo cierto es que ante el ahogo económico que vienen atravesando vastos sectores de la producción, los han llevado a presionar a gobernadores e intendentes para que exceptúen nuevas actividades al aislamiento.

Ese fue el caso del gobernador Omar Perotti (Santa Fe), quien, tras habilitar actividades en talleres mecánicos, venta minorista y construcción, en localidades ubicadas en el interior de la provincia, comenzó a sufrir presiones por parte de empresas constructoras ubicadas en grandes centros urbanos como Rosario, Santa Fe y Rafaela, así como de sectores de la oposición que plantean la extensión de las excepciones para más actividad, en especial a las que involucran mano de obra.

También el intendente Cecilio Salazar (San Pedro) le solicitó el viernes al gobernador Axel Kicillof (Buenos Aires), que proceda bajo un protocolo establecido, a habilitar las actividades vinculadas a estudios jurídicos y contables; inmobiliarias, kinesiólogos, agrimensores, escribanos, arquitectos y fonoaudiólogos.