El gobierno prorrogó la ampliación, hasta el 31 de marzo, la suspensión de vuelos de cabotaje, micros y trenes de pasajeros en el marco del aislamiento social preventivo obligatorio.

La resolución 73/2020 publicada en el Boletín Oficial dispone que la circulación de los servicios de transporte público automotor y ferroviario se hará con "frecuencias y programación habituales de día feriado" hasta el 31 de marzo y se suma la suspensión de la circulación de los servicios de transporte automotor urbano y suburbano de oferta libre durante el mismo período.

En tanto, en el artículo 4 se establecen excepciones a las siguientes categorías: el traslado hacia sus domicilios de residentes en el país que estén retornando a la República Argentina; el traslado hacia aeropuertos, puertos y/o terminales de ómnibus o ferroviarias de extranjeros que se encuentren en el país y que se dirijan a su lugar de origen; el transporte de pasajeros para el traslado de personas que presten servicios o realicen actividades declarados esenciales en el marco de la emergencia pública declarada.

Las limitaciones adoptadas por el ministerio de Transporte "busca acompañar las medidas puesta en marcha por el poder ejecutivo nacional, mediante la Resolución N° 71 que establece mayores limitaciones a la circulación de pasajeros en servicios de transporte automotor y ferroviario sometidos a Jurisdicción Nacional", precisa el texto oficial.

En tanto, la Ciudad de Buenos Aires anunció el cierre de 59 accesos y el mantenimiento de tan solo trece que se someterán a un "estricto control" para identificar a aquellos que no cumplan con la cuarentena.