Las ciudades y estados que se apresuren en reabrir prematuramente la economía o se salten los protocolos preventivos ante la pandemia de coronavirus podrían sufrir "consecuencias muy graves", advirtió Anthony Fauci, uno de los principales asesores en salud pública de la Casa Blanca.

Fauci y otros miembros del Grupo de Trabajo sobre el Coronavirus de la Casa Blanca ofrecieron testimonio durante casi cuatro horas por videoconferencia ante el Comité de Salud del Senado sobre la eventual reapertura de negocios y escuelas y los retos pendientes en el combate a la pandemia del Covid-19.

"Me preocupa que empecemos a ver pequeños picos que puedan convertirse en brotes", señaló Fauci, quien enfatizó que "hay un riesgo real de desencadenar un brote que no podamos controlar".

Fauci, que dirige el Instituto Nacional sobre Alergias y Enfermedades Infecciosas, advirtió que, "aún a la máxima velocidad con la que avanzamos, no vemos que haya una vacuna que posibilite que los individuos regresen a la escuela en este término".

Cuando el senador republicano Rand Paul le indicó que no es quién para aconsejar sobre la reapertura de las escuelas, éste le contestó: "Soy un científico, un médico y un funcionario de salud pública".