Un mes después de la primera reunión en la Casa Rosada, el presidente Alberto Fernández, junto al titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, mantendrá hoy un encuentro virtual con los jefes de los diferentes bloques para analizar la actual situación sanitaria y económica en plena pandemia del Covid-19 y evaluar algunos de los proyectos en materia impositiva que podría tratar el Congreso en las próximas semanas.

Desde que el coronavirus llegó al país, el mandatario siempre estuvo en contacto con la oposición, en especial con una parte de los dirigentes de Juntos por el Cambio, tanto con el mandatario porteño, Horacio Rodríguez Larreta, como con algunos de sus intendentes y referentes parlamentarios. A diferencia del anterior cónclave con legisladores, cuando los casos de Covid-19 eran apenas 97 y no regía la cuarentena, esta vez Fernández conversará con los presidentes de las bancadas a través de videoconferencia. El único que estará con él en la Quinta de Olivos será Massa, con quien combinó durante un almuerzo el martes pasado la reunión virtual fijada para esta tarde a las 17.30.

En principio, participarían once jefes de bloque. Hasta ahora, los que están confirmados son Cristian Ritondo (PRO), Mario Negri (UCR), Maximiliano Ferraro (Coalición Cívica-ARI), Alma Sapag (MPN), Eduardo Bucca (interbloque Federal), José Luis Ramón (interbloque de Unidad Federal para el Desarrollo), Nicolás del Caño (FIT) y Máximo Kirchner (Frente de Todos).

Aunque las conversaciones entre el oficialismo y la oposición son permanentes en la Cámara baja a través de su presidente, en el Gobierno consideran que es crucial que en este contexto los legisladores opositores reciban información sobre el avance del coronavirus en Argentina de parte del propio jefe de Estado, más aún cuando en el Frente de Todos están interesados en poder avanzar con algunas iniciativas vinculadas con la cuestión impositiva. En el encuentro virtual se espera que se aborde el proyecto del impuesto extraordinario a los grandes patrimonios y las ganancias multimillonarias a personas físicas y jurídicas, pero también otras referidas a incentivos impositivos.

Según fuentes del oficialismo, si bien todavía no está definido si será mediante un paquete de iniciativas o irá todo junto en un proyecto, en la fuerza gobernante evalúan gravar las grandes fortunas pero también establecer la eliminación del Impuesto a las Ganancias al personal de salud, generar un sistema de premios a la inversión productiva proveniente del blanqueo y que se ponga a producir, crear un régimen de promoción de impuestos a la construcción de viviendas de hasta 70 metros cuadrados y un régimen extraordinario de gravamen a capitales especulativos.

En el interbloque de Juntos por el Cambio -a excepción de un sector del radicalismo- ya adelantaron que no están de acuerdo con el impuesto extraordinario a la riqueza. Uno de los planteos que harán hoy al mandatario desde ese espacio político es la necesidad de que el Congreso sesione en forma presencial en un lugar más amplio que el recinto, algo que ya le solicitaron a Massa a través de una carta el miércoles último, y además le pedirán que se discutan algunas otras medidas para paliar la emergencia económica.

Desde el Frente de Todos señalaron a BAE Negocios que aún cuando Massa apuesta a las sesiones virtuales a través de los convenios con el Renaper y Arsat, no está descartado que puedan realizarse sesiones presenciales en clubes o cualquier otro espacio grande, siempre atendiendo las recomendaciones del Ministerio de Salud. Una de las principales dificultades para llevar adelante esa modalidad es cómo asegurar que todos los diputados y diputadas que están cumpliendo el aislamiento obligatorio puedan viajar desde sus respectivos distritos.