El grupo Garbarino sigue negociando su venta. Mientras tanto, resuelve el pago de sueldos de marzo a sus 4.500 trabajadores. Hasta ahora abonó dos cuotas de 33% y 22%, el viernes hará un nuevo pago y alcanzará a cancelar el 75% de los sueldos. Aseguran que antes de fin de mes cubrirán el total.

A la difícil situación financiera del grupo se sumó la cuarentena que les impidió abrir sus 200 locales, 150 de la cadena de electrodomésticos y 50 de Compumundo, especializada en tecnología. En las próximas horas, reabrirán el local de Jujuy y es probable que en breve se sumen otros, como el de Catamarca.

Desde que el Gobierno habilitó las ventas a través de los canales online, mejoró un poco la situación. Ofrecen venta propia y tienen un canal de marketplace donde terceros ofrecen productos, que saltó a la fama por vender paltas en 24 cuotas.

Durante la cuarentena, el marketplace aumentó un 50% el tráfico y comparado con las cifras de ventas de hace dos meses se duplicó. En lo que respecta al canal de Garbarino, aumentó casi un 60% por la venta de artículos como notebooks, televisores, celulares y lavarropas. Hacen entregas en Capital y Gran Buenos Aires y en el interior, según se les permita.

Con respecto zl futuro, desde julio pasado, el mandato de venta está a cargo de los principales bancos acreedores: Galicia y Santander. Garbarino negocia la venta de sus marcas y de sus 200 locales, además de su canal online y marketplace.

Como adelantó BAE Negocios el 2 de abril, después de fracasar las tratativas con el grupo Inverlat, Garbarino negocia con Covelia y con el Grupo Asegurador Prof, del empresario Carlos Rosales. Covelia es la que tendría más chances de quedarse con este gran jugador del sector electrodomésticos.

La meta es lograr negociar con los bancos y con los acreedores. La deuda total y sin quita asciende a $11.500 millones: $4.500 se le debe a los bancos y $7.000 millones a los proveedores. Al 31 de marzo, Inverlat había conseguido una quita del 75% en bancos y una rebaja menor a ese porcentaje en lo que se adeuda a los proveedores.

Ambas propuestas apuestan a reforzar la venta online e impulsar aún más el marketplace. El objetivo inicial es seguir manteniendo los locales para la venta y para el retiro de la mercadería, aunque el grupo cuenta con un aceitado servicio de distribución propio.

La preocupación es cómo seguir en lo que resta de la cuarentena. Dentro de los anuncios que realizó el Gobierno, el grupo hizo las presentaciones para ingresar en el programa de Asistencia de Emergencia para el Trabajo y la Producción. Ahora resta esperar la respuesta.