El Gobierno abrió el comité de crisis que solicitaba la CGT, en modo de videoconferencia con la cúpula de la Unión Industrial Argentina (UIA) y referentes de Azopardo en el marco de la emergencia sanitaria por el Covid-19. En efecto, tanto los titulares de Trabajo y Producción, Claudio Moroni y Matías Kulfas como representantes de la cámara industrial y dirigentes de la mesa chica encabezados por uno de los titulares de la central obrera, Héctor Daer acordaron mantener ese contacto virtual una vez por semana.

Para esta primera reunión virtual los funcionarios manifestaron que está garantizado el esquema donde el 80% de los trabajadores registrados perciban los salarios de abril en la primera semana de mayo merced a la ayuda dispuesta por el Estado. Ante la explicación oficial, tanto los dirigentes de la CGT como los empresarios plantearon sus dudas y reclamos sobre el decreto 376, que definió ayuda salarial a empresas y reducción de aportes patronales, entre otros puntos.

El análisis abarcó también las disposiciones que se activaron por la pandemia, incluido el abanico crediticio, el cual sigue preocupando a las pymes y la preocupación compartida por todos en cuanto a la situación social que potencia la caída de la economía.

Como ya lo habían anticipado a funcionarios nacionales desde la CGT en la última visita a la quinta presidencial de Olivos, entre las preocupaciones que se van encolumnando en el escenario del día a día la CGT no dejó de remarcar las condiciones de flexibilización que determina el teletrabajo y otros conflictos sectoriales ante el parate que se extiende a las carteras laborales de cada provincia y comunas.

Desde fuentes empresarias se informó a BAE Negocios que la participación de los industriales no es excluyente para que otros sectores empresarios se sumen a la mesa virtual en los próximos encuentros. Léase la Cámara de Comercio (CAC) como también los empresarios del rubro gastronómico, que se encuentra con sólo un 4% de actividad, podrán integrarse con el correr de las jornadas a las deliberaciones entre Gobierno, empresarios y sindicatos.

Entre algunas certezas para un sinnúmero de inquietudes patronales y gremiales el propio Kulfas se encargó de explicar que las medidas adoptadas para socorrer a empresas y por ende a trabajadores no abarcarán sólo a quienes hayan frenado su actividad por el Covid-19 sino también para aquellas que en plena labor están sufriendo efectos directos y colaterales del parate. Para citar un par de ejemplos de núcleos empresarios que ingresarían en dicha consideración están el sector maderero y las estaciones de servicio. El requisito que se requiere es que las compañías certifiquen su situación de emergencia aún con desarrollo de actividad.

Por su parte el titular de CGERA Marcelo Fernández consignó que además de respaldar la moción cegetista para conformar este comisión interministerial o comité anticrisis "se ratifica la prioridad para que la pandemia no defina el cierre de empresas y la pérdida de puestos de trabajo. A tal finconsideramos que es indispensable la participación del sector financiero, el cual debería colaborar para atender sin más demoras la situación de las pymes".

Además de los ministros nacionales y Héctor Daer participaron de la reunión virtual el titular de la UIA, Miguel Acevedo, Carlos Acuña (co-titular de Azopardo y referentes de Estacioneros)Andrés Rodríguez (UPCN), Gerardo Martínez (UOCRA), Rodolfo Daer (Alimentación) y José Luis Lingeri (Obras Sanitarias) entre otros.