El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, y el líder de Azul y Blanco, Benny Gantz, acordaron anexionar al estado judío grandes partes de la Cisjordania ocupada a partir del próximo verano.

El acuerdo se produjo en el marco de las negociaciones que ambos conducen para establecer una coalición de gobierno, negociaciones que en las últimas horas han avanzado significativamente, informaron distintos medios hebreos.

Las dos partes decidieron que Netanyahu podrá llevar al gobierno una propuesta para la anexión a partir de julio contando con el respaldo de Estados Unidos y realizándose en coordinación con otros agentes internacionales.

Netanyahu tiene interés en llevar a cabo la anexión cuanto antes y así se lo ha prometido a dirigentes de los colonos judíos en Cisjordania en los últimos días.

Su plan prevé una amplia anexión antes de las elecciones estadounidenses de noviembre por temor a que los demócratas consigan la victoria en detrimento del presidente Donald Trump.

Algunos medios señalaron que el plan de Netanyahu consiste en anexionar a Israel amplias zonas de Cisjordania incluido el Valle del Jordán.

El reciente 'acuerdo del siglo' anunciado por Trump y Netanyahu prevé la anexión israelí de grandes extensiones de Cisjordania, un plan que rechaza el resto de la comunidad internacional.

Cerca de 140 líderes judíos de EEUU publicaron el 6 de abril una carta abierta dirigida al líder de Azul y Blanco, Benny Gantz, y a su número dos, Gabi Ashkenazi, instándoles a que se opongan a la anexión a Israel de la Cisjordania ocupada.

Los medios israelíes dan por seguro que Netanyahu, llevará a la Kneset la anexión probablemente en julio.