El índice de pobreza trepó al 45% de la población en el primer trimestre, impulsado por la cuarentena dispuesta por el Gobierno para controlar la pandemia del coronavirus, según estimaciones de la Universidad Católica Argentina (UCA). En la medición anterior correspondiente al tercer trimestre del año pasado, la pobreza se ubicaba en el 38%, de acuerdo con los informes de la institución académica.

Agustín Salvia, director del Observatorio de Deuda Social de la UCA, señaló que el indicador habría aumentado entre 5 y 6 puntos y confirmó que "estaremos en 45% de pobreza". Además, agregó que el resultado es "obvio" a raíz del impacto que sufrió el país por el Covid-19, que obligó a medidas de aislamiento social que generaron un derrumbe en indicadores económicos.

El especialista agregó que "el impacto que produce eso es un shock de empleo y trabajo que baja los ingresos semanales" y señaló que esa pérdida es "parcialmente" compensada con la asistencia social otorgada por el Ejecutivo. "Las políticas de transferencia de ingresos, como el bono AUH, producen un efecto de compensación, que no llega a paliar la situación", destacó Salvia en declaraciones radiales. También mencionó el problemas de las medianas y pequeñas empresas que suspenden personal y reducen horas laborales.