La Organización de las Naciones Unidas (ONU) llamó a todas las partes a cumplir con el cese del fuego en Libia durante el mes sagrado del Ramadán, dijo el vocero Stephane Dujarric.

"La misión de la ONU ha renovado su llamado a una tregua durante el mes sagrado del Ramadán para permitir una respuesta efectiva y coordinada a la pandemia", dijo el funcionario.

El organismo también condenó el bombardeo del aeropuerto internacional de Mitiga, el único que funciona en Trípoli, agregó Dujarric según Sputnik Mundo.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, llamó a todas las partes a entablar un diálogo inmediato para alcanzar una solución política.

En abril, el Gobierno de Acuerdo Nacional (GNA), una de las dos facciones principales en el conflicto armado libio, se negó a suspender los combates luego que el ejército nacional libio, dirigido por el mariscal Jalifa Haftar, declarara una tregua temporal en medio del Ramadán.

En tanto, en su nuevo informe sobre Libia, la Corte Penal Internacional (CPI) subió el dramatismo de sus denuncias sobre los crímenes de lesa humanidad y las ilegalidades que se cometen en ese país del norte de África.

Fatou Bensouda, la fiscal jefe de la CPI, denunció que las desapariciones forzadas, las detenciones arbitrarias, los discursos de odio, los ataques contra civiles y el grave maltrato de los detenidos son delitos masivos en el país, atrapado en una guerra civil desde 2014, con dos administraciones enfrentadas, las de Trípoli y Bengasi.

El informe de la CPI llegó poco después de cumplirse el primer aniversario de la ofensiva armada del Ejército Nacional de Libia (LNA) que intentó expulsar de Trípoli al GNA, el gobierno reconocido por las Naciones Unidas y la mayoría de los países.