n El Gobierno acusó recibo de la acelerada presión cambiaria que, con cepo en el dólar oficial, se centró en los paralelos, ensanchando la brecha. Una dinámica con más efecto en las expectativas de devaluación e inflación que con consecuencias directas. A las medidas monetarias se le sumaron las regulatorias (ver nota principal). Matías Rajnerman, economista jefe de Ecolatina, destacó el riesgo sobre las expectativas de las medidas: "¿Relajarán estas medidas al mercado o lo harán entrar en pánico? El problema es que la demanda que se reprime no desaparece, solo se pospone".