El gobernador Axel Kicillof autorizó mediante un decreto a los médicos retirados y quienes se hayan acogido a un retiro voluntario a incorporarse al sistema sanitario bonaerense en la lucha de la pandemia de coronavirus. La medida establece que los profesionales continuarán cobrando sus jubilaciones en forma conjunta a los haberes mensuales por sus tareas en relación de dependencia.

A través de dicha normativa se estableció un "régimen de compatibilidad" para los jubilados y para todos aquellos agentes del sistema de salud que se hubieren acogido al régimen de retiro voluntario.

Se estableció, además, que la compatibilidad surge ante la "necesidad de contar con el personal jubilado o retirado para el cumplimiento de las tareas que, directa o indirectamente, se vinculen al sistema de salud en tanto la situación exige disponer de la mayor cantidad posible de personal especializado".

Kicillof visitó este lunes Escobar para supervisar el comité de emergencia local, y aseguró que desde que comenzó la emergencia se duplicaron "las camas disponibles" para pacientes con coronavirus críticos en la provincia. "Hay 1.100 camas críticas en la Provincia, de las cuales usualmente hay un 20 o 30% disponibles, ya duplicamos la cantidad de camas disponibles desde que se declaró la pandemia", afirmó.