En el Mercado de Liniers, el precio de la categoría vaca registró una fuerte suba -que no impactarán en los mostradores- gracias a la progresiva reactivación económica que mostró China, mientras en el resto del consumo liviano los precios se mantuvieron y hubo algunas bajas en el novillo pesado. Como dato a tener en cuenta, el ingreso de bovinos en el predio concentrador del barrio de Mataderos fue de 17.130 cabezas, de las cuales casi el 50% correspondieron a vacas.

Las operaciones de Liniers reflejan la actualidad de la ganadería argentina. El repunte del mercado chino, que empieza a dar señales de reactivación económica, es una gran noticia para el negocio exportador, que de manera gradual comienza a cerrar negocios con la potencia asiática. Esta situación se ve en las ventas de la vaca, que al cierre de la jornada del viernes registró subas de hasta un 10% y se pagaron valores de $80 el kilo en vacas buenas y especiales.

En declaraciones periodísticas, el titular del Consorcio de Frigoríficos Exportadores de Carnes Argentinas (ABC), Mario Ravettino, señaló que la recuperación de los niveles de exportación de carne vacuna a China "es muy incipiente" y estimó que se materializa a menores precios en relación a los registrados sobre finales del año pasado.

El directivo también sostuvo que el mercado europeo está en la actualidad "absolutamente cerrado". Las declaraciones de Ravettino son confirmadas por confirmadas por las ventas de novillo pesado en Liniers, en donde no encuentra una salida frente al cierre del viejo continente.

Por efectos de la pandemia, que interrumpió las relaciones comerciales en el mundo, los cortes correspondientes a las Cuotas Hilton, 481 y Kosher están paralizados y uno de los interrogantes que flota sobre este sector es qué harán los productores de novillos pesados mientras se recupera Europa.