Las ventas de autos usados cayeron 8,6% en el primer trimestre del año con relación al mismo mes del 2019, y lo concesionarios sostienen que si bien aún no hay despidos y mantienen más de 30.000 empleos, permanecen "con las persianas bajas", por lo que piden que la AFIP los auxilie con excepciones.

Así lo informó la Cámara del Comercio Automotor, al indicar que en marzo se comercializaron apenas 95.006 usados en todo el país, ya que impactó la cuarentena. Alberto Príncipe, presidente de la entidad, dijo que "el mercado automotor se encuentra respetando lo que nos ha pedido el Presidente, para preservar a todo el mundo".