La Federación Argentina de Cámaras de Loterías, Quinielas y Afines (Facalqa) pidió que les permitan comenzar a trabajar al señalar que son comercios de "proximidad" y que pueden funcionar con recaudos. En forma simultánea, pidieron acceder a líneas de crédito blando como otros sectores comerciales.

Facalqa señaló que el rubro "funciona de forma similar a una dietética, una verdulería o un centro de pago de servicios, con lo cual no se genera aglomeración ni desplazamiento de persona" y plantearon que pueden utilizarse los locales para "pagar jubilaciones, impuestos y servicios y planes sociales, algo que podría descomprimir a los bancos".

Según destacaron, la actividad

n no implica aglomeración de personas.

n abrir una agencia no conlleva movimiento de trabajadores, ya que suelen ser atendidas por sus dueños, que por lo general viven muy próximos al comercio.

n permite ir en contra del juego clandestino y acelerar la implementación del juego "online".

El presidente de la Federación, Patricio Gándola, indicó que algunas provincias lo están implementando con éxito, y que habría que avanzar en permitir la implementación del juego online, las apuestas deportivas, de turf, etcétera, vía venta de créditos y pago de premios en agencias, "donde los estados tendrían mayor recaudación y, además, mejor control de la ludopatía en todas sus formas".

"El permiso otorgado a los locales de pago de servicios es muy similar en cuanto a funcionamiento y dinámica a los comercios del sector de quinielas y agencias. Más de 25.000 bocas directas en todo el país, millones de pesos para el Estado y decenas de miles de trabajadores corren peligro si se sigue fomentando al juego clandestino", indicaron por medio de un comunicado.