La pandemia global del coronavirus obligó a los líderes mundiales a cambiar el modo en que trabajan junto a sus ministros, asesores y consejeros, para así evitar que el número de contagiados aumente.

Por ejemplo, el Kremlin informó que el Presidente ruso, Vladimir Putin, trabajará mediante la modalidad de teletrabajo durante 14 días. ¿La razón? El médico jefe del hospital que visitó el Mandatario la semana pasada dio positivo en un test de Covid-19. Desde el gobierno ruso descartaron que Putin presente síntomas relacionados con el coronavirus.

Por su parte el Primer Ministro de Reino Unido, Boris Johnson, anunció que dio positivo en el examen coronavirus el pasado 27 de marzo a través de un video publicado en su cuenta de Twitter. "Ahora me encuentro en auto cuarentena, pero continuaré liderando la respuesta del gobierno mediante video conferencia mientras luchamos contra este virus", anunció el premier.

Si bien la Canciller alemana Angela Merkel dio negativo en los exámenes de coronavirus, sí tuvo contacto con una persona diagnosticada de Covid-19, su médico de cabecera, por lo que optó por mantenerse aislada y trabajar desde su casa.

En tanto, el español Pedro Sánchez comenzó a utilizar las videoconferencias para comunicarse con su gabinete, tener reuniones con los líderes de la Unión Europea y el G20.