La Cámara Argentina de Papelerías, Librerías y Afines (Capla) solicitó al gobierno que se los exceptúe por un año de los aportes patronales, entre otras demandas explicitadas en un comunicado en el que sostienen que por efecto del aislamiento impuesto para contener el avance el del coronavirus "la venta se derrumbó un 70% y no hay herramientas ni recursos para poder afrontarla" .

"No se nos escapa, que las medidas adoptadas son para proteger la salud de toda la sociedad, la cual hoy representa, junto a la mitigación del hambre, prioridades número uno de las políticas de estado. Pero la pandemia nos dio directo en el corazón" explica en el comunicado Daniel Iglesias, presidente de CAPLA.

Datos de la Cámara Argentina del Libro, la Cámara Argentina de Publicaciones y la Fundación El Libro indicaron que entre 2015 y 2019 las librerías sufrieron pérdidas que rondan el 40% sobre su facturación, lo que también se representa el descenso en la cantidad de libros editados, situación que afecta a escritores y editoriales. Capla sostuvo ya han quebrado el 20% de las librerías independientes en todo el país.