El presidente Alberto Fernández, tras una jornada intensa, se reunió en la residencia de Olivos con el comité de expertos sanitarios que lo asesoran, dio indicios de cómo proseguirá la cuarentena administrada a partir del próximo lunes 11 de mayo, al afirmar que el gobierno trabaja en "protocolos" para reabrir actividades entre las que evalúan a la industria "automotriz", cuestionó además a los sectores empresarios y de la oposición que reclaman terminar con el aislamiento "con una liviandad impresionante" y advirtió que el hacerlo implicaría "llevar a la muerte a miles de argentinos".

"Estamos preparando una serie de protocolos para ver como podemos ir abriendo el cerco a ciertas actividades económicas" a partir del próximo lunes como el del sector automotriz, lo cual deberá hacerse "cumpliendo protocolos con seriedad, evitando el transporte publico, el movimiento interjurisdiccional" por lo que el jefe de Estado vaticinó que "las posibilidades de que las cosas empiecen a funcionar son muy claras".

También advirtió, que hay sectores de la oposición que "están jugando con el malestar" de algunos argentinos frente a la cuarentena impuesta por el coronavirus, le pidió "prudencia" a la sociedad para controlar la velocidad de los contagios de Covid-19 y juzgó que ciertos empresarios "pareciera que se aprovechan del Gobierno y castigan al que trabaja".

"Hay mucha mala intención y mucha intencionalidad política, y a los que dicen que hay que salir ya de la cuarentena les digo que eso es llevar a la muerte a miles de argentinos", expresó el mandatario, quién le pidió "a la gente que reflexione".

Durante una entrevista concedida a Radio con Vos, que se extendió por una hora, el mandatario argumentó que "todo no se puede hacer", como sostener la "cuarentena y que todo el sistema económico funcione igual" y recomendó "moverse con mucha prudencia" en etapa de la pandemia.

Por la tarde, Fernández mantuvo un encuentro en Olivos del que participaron el Jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, el ministro de Salud, González García y los integrantes del comité médico de expertos, integrado por epidemiólogos e infectólogos, donde se destacó que el tiempo ganado sirvió para preparar "al sistema sanitario", mientras que "la sociedad ganó en conciencia y educación sobre cómo manejarse y cuidarse durante la pandemia".

El mandatario y los especialistas se mostraron de acuerdo "en que se viene una etapa de reapertura progresiva que permita retomar el trabajo y actividades locales" y entre las recomendaciones planteadas figura el "continuar sin actividades masivas, con el transporte público con capacidad limitada y extremo cuidado a los adultos mayores", así como también en la creación para las nuevas excepciones.

El encuentro fue el paso previo a la reunión que el mandatario tiene previsto realizar en las próximas horas con los gobernadores y el jefe de Gobierno porteño, vía teleconferencia para definir la evolución de la cuarta fase del aislamiento.