Las autoridades de Santiago del Estero, Misiones y Salta anunciaron que impondrán el uso de barbijos como estrategia para afrontar la pandemia del coronavirus por lo que ya son seis las provincias que suscriben a esa política, a contramano con lo que por el momento recomienda el Ministerio de Salud de la Nación.

También habían hecho lo propio los gobiernos de Catamarca, La Rioja y Jujuy, mientras que los gobiernos porteño y de Santa Fe, en una postura intermedia, recomendaron el uso de "barbijos caseros" o "tapabocas" a su población.

De esa manera, crece en el país una política que también confronta con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En Misiones, el gobernador Oscar Herrera Ahuad anunció que a partir de este lunes se requerirá el uso de barbijos a "quienes transitan las instituciones públicas, a los que van a los supermercados, a los que expenden combustibles, a los que están en la vía pública".

"Esta protección nos ayudará y nos preparará para el tiempo de la salida del aislamiento obligatorio, que sin duda se dará en forma escalonada", expresó durante la mañana.

En Santiago del Estero, el gobernador Gerardo Zamora dictó un decreto en el que a partir del lunes próximo será obligatorio el uso de barbijo "con las consecuentes multas y sanciones legales, para quienes incumplan la norma".

De todos modos, el gobernador pidió que la población confeccione barbijos caseros y se abstenga a comprarlos, ya que "se necesitan en el sistema de salud", mientras difundió videos instructivos.

En Salta, el secretario de Gobierno local, Matías Posada, anunció que a partir del lunes próximo, quien no utilice barbijo en la vía pública, sea quirúrgico o casero, podría recibir una multa de mil pesos.

La medida ya había sido tomada varios días atrás en Catamarca para cualquiera que circule por la vía pública, mientras que en La Rioja comenzó a regir este lunes y en Jujuy estará vigente desde el viernes próximo.