Solo la mitad de los países del mundo que cerraron sus escuelas debido a la pandemia de coronavirus pusieron en marcha procesos de enseñanza y aprendizaje a distancia.

Así lo informó la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), que monitorea diariamente las soluciones en línea así como portales y plataformas que los países ponen a disposición para sus alumnos.

De acuerdo con la Unesco, más de la mitad de los casi 1.600 millones de alumnos privados de clase a causa de la pandemia de Covid-19 no tienen una computadora para poder seguir las clases a distancia y el 43% carece de acceso a Internet, una situación que amenaza con incrementar la brecha digital, por lo que pidió el uso de otras herramientas, como las clases televisadas o por radio.

Según los estudios del organismo en colaboración con la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), 826 millones de estudiantes no tienen computadora y 706 millones tampoco tienen acceso a Internet en sus casas.

Un total de 188 países decidieron cerrar las escuelas. Se trata nada menos que del 91,3% del total de estudiantes que hay en todo el mundo.

Del conjunto de países, 96 pusieron a disposición soluciones educativas a distancia (vía Internet y medios de comunicación tradicionales como radio y televisión); la mayor parte son de Europa del Este y Asia Central (20). Les siguen los de Asia y el Pacífico (18) y los de Europa Occidental y América del Norte (17).

De todos los países que son monitoreados por la Unesco y tienen en marcha sistema de enseñanza y aprendizaje a distancia, quince corresponden a América latina.