n La empresa belga Jan de Nul está realizando un trabajo de sobredragado en el río Paraná para poder sumar 2 pies de profundidad y contribuir a paliar la actual situación de bajante extraordinaria.

Para tal fin, cinco dragas de la compañía y todos sus profesionales y técnicos se encuentran abocadas a la tarea las 24 horas del día, los siete días de la semana con el fin de poder contribuir a sostener su actividad.

La vía navegable está por debajo del 80% del caudal de agua previsto para cumplir con la profundidad de diseño de 34 pies (10,95 metros).