n En las últimas semanas, los comercios rusos experimentaron un fuerte aumento de las ventas de alcohol debido a la prisa de los consumidores para comprar vodka, whisky y cerveza en un momento en que Moscú y otras regiones impusieron medidas de confinamiento parciales para frenar la propagación del coronavirus.

En la última semana de marzo, las ventas de vodka crecieron 31%, mientras que las compras de whisky y cerveza treparon 47% y 25% respectivamente, según informó Nielsen.