En diez provincias comenzaron a implementarse programas gratuitos de acompañamiento psicológico por teléfono y por Internet para asistir a pacientes y personas que necesiten ayuda durante el aislamiento social, preventivo y obligatorio decretado por la Nación para minimizar las transmisiones de coronavirus.

En la Patagonia, el área de Salud Mental de Neuquén inició hace dos semanas la organización del esquema de trabajo y recomendaciones en el marco de un programa denominado "Primera Ayuda Psicológica", que está recomendado por la Organización Mundial de la Salud para casos de emergencias o catástrofes. "Se trabaja con el 0800 habilitado para recibir llamados por coronavirus y articulado con el Colegio de Psicólogos con atención telefónica de 11 a 19 todos los días", explicó a Télam la directora provincial de Salud Mental y Adicciones, Laura Soto. "Hay gente que llama por angustia, que tiene ansiedad", agregó.

En Río Negro, por su parte, a través del Colegio de Psicólogos de la Zona Andina lanzaron un programa de asistencia psicológica y gratuita para la comunidad que alcanza a aquellas personas que no se encuentren en tratamiento psicoterapéutico y estén sufriendo a raíz del aislamiento.

En Tierra del Fuego, en Río Grande se habilitó un servicio de "cuidado emocional" en las guardias de los centros de salud y un número de teléfono por la pandemia de coronavirus. La secretaria municipal de salud de Río Grande, Florencia Otrino, expresó que la iniciativa busca "evitar el pánico".

Iniciativas similares se dan en Corrientes, Mendoza, Santiago del Estero, San Luis y Córdoba. En provincia de Buenos Aires, ayer aplicaron un protocolo de contención psicológica para los detenidos en cárceles.