Sectores del comercio y la industria reclamaron medidas urgentes al Gobierno para proteger el empleo en la Argentina, ya que en un mes se podrían producir situaciones de quiebra, ante la parálisis de la actividad en buena parte del universo productivo.

El secretario de la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC), Natalio Mario Grinman, afirmó que los casi 3 millones de empleados registrados con los que cuenta el sector están sin trabajar, y advirtió que "una empresa que no trabaja, en 30 días quiebra". Ante este escenario reclamó un auxilio financiero para los comercios debido a que "en seis días estos empleados tienen que cobrar los sueldos".

Grinman, en declaraciones radiales, elogió las medidas tomadas por el Gobierno nacional para cuidar la salud y beneficiar a la producción y el comercio, pero señaló que "se requieren acciones suplementarias". La CAC pidió la habilitación de préstamos a tasa cero para las empresas, "a fin de evitar el corte de la cadena de pagos y cuidar el empleo", según destacó un comunicado de prensa de la entidad mercantil.

A su vez, empresarios metalúrgicos propusieron descontar impuestos equivalentes al pago de salarios, préstamos para sueldos con tasa 0%, fondos bancarios en descubierto para afrontar compromisos de pago y flexibilización en las sanciones por cheques rechazados.

La Comisión Directiva de Asociación Argentina de Fabricantes de Maquinas-Herramientas y Tecnología de Manufacturas (AAFMHA) afirmó que ante la "importante baja en los niveles de producción fruto de las políticas económicas de los últimos años", existe un fuerte "temor" a que la parálisis por aislamiento se transforme en el "golpe de gracia que termine con el sector, generando miles de nuevos desempleados".